sábado, 21 de marzo de 2015

Playa de Aguilar, primer día de primavera.

"Coincidiendo con la luna nueva y el equinoccio de primavera en Mont Saint-Michel, en la costa occidental francesa, las aguas se retiraron varios kilómetros mar adentro".

 Mil ciento ochenta y cuatro kilómetros a poniente, en las costas asturianas, el cantábrico que se sumó a esta fiesta primaveral dejó al descubierto el Caballar y Peñaseis en la playa de Aguilar donde los pintores quedaron para su reunión semanal y se sorprendieron con una estampa poco usual donde el Caballar semejaba un gigantesco menhir en mitad del arenal.

Arrobados con tanta belleza y al borde del éxtasis los pintores levitaron hasta el cercano puerto de San Esteban de Pravia para tomarse un  aperitivo y se les pasó la levitación al  aterrizar de golpe cuando les pasaron la cuenta.

J. M. Puente en la playa de Aguilar.

El Caballar, pintado por Jesús Antonio.

Acuarela de J.M. Puente.

Angel Suárez, versión country.

Angel Suárez, versión aplicada.

El Caballar, impresionante.
.

sábado, 14 de marzo de 2015

Muros de Nalón

La cita en Muros de Nalón tuvo como sorpresa coincidir con el mercado semanal. Después del ritual del café se eligió como lugar de pintura la ermita del Espíritu Santo que se alza sobre la barra de San Esteban, a oriente, y una serie de ensenadas que hacia poniente nos muestran como fondo el cabo Vidio.  

El anunciado descenso de temperatura sorprendió a los pintores en esta escarpadura de 110 metros sobre la mar y abierta a los vientos y les incomodó lo suficiente como para mal terminar sus pinturas.

Luego una rápida visita a la senda costera que partiendo de San Esteban  de Pravia llega a la cercana playa de Aguilar  mostró a los pintores la rudeza de estos acantilados.                                                                                                                                                                      
Día de mercado en Muros de Nalón.

La ermita del Espíritu Santo.-Jesús Antonio

Ángel Suárez.

La costa hacia poniente.

Alfonso Camín  y esta costa.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

sábado, 7 de marzo de 2015

El gran espectáculo de la ría de Villaviciosa.

Una mañana pintando en la ría de Villaviciosa equivale a unas tres toneladas de paz y te deja listo para conectar con el resto de la semana.

Los pintores se dieron cita en al playa de Misiego y  disfrutaron del buen tiempo pintando al ritmo de bachata y a los sones de la tonada asturiana. Luego, como es habitual y muy importante, una agradable sobremesa donde se habló de pintura y de pintores, esto es, de historia.

La ría anuncia la primavera.

Mas serenidad no se puede plasmar en un cuadro. Luis López.

La ría en estado puro. Jesús Antonio.

Apunte a la acuarela de J.M. Puente.

Angel Suárez.

sábado, 28 de febrero de 2015

Pintando en Anayo.

...Altas cumbres abruptas, coronadas por el cendal de inmaculada nieve, prados cercados de floridas sebes... Estas palabras de Rosario Acuña describen el paisaje que desde Anayo contemplaron los pintores esta jornada que discurrió en el cabildo de la iglesia, magnífico mirador. Luego con una visita a Breceña para saludar a María Esther y a Laura y disfrutar de su cocina los pintores se fueron la mar de contentos.

El cielo fue un continuo espectáculo.

Acuarela de Jesús Antonio.

J.M. Puente se unió al grupo.

Ángel Suárez.

sábado, 21 de febrero de 2015

El día era una acuarela.

Cuando los pintores llegaron a Candás el día les recibió con fuertes aguaceros, viento y niebla. El escenario semejaba una acuarela gigantesca solo había que trasladarla al papel. Ni cortos ni perezosos los pintores se pusieron en faena protegidos del viento de poniente y con la voz de Nana Mouskouri como fondo disfrutaron del siempre espectacular Cantábrico hasta que llegó la hora del aperitivo, que tan bien ha descrito Eusebio Llorca en Facebook.

Bajamar en la playa de la Palmera.

Jesús Antonio pinta los celajes y su influencia en la mar.

Luis López inspirado

Eusebio Llorca con su primera acuarela.

Estudio de rocas de Eusebio Llorca.

Angel Suárez.

El estudio improvisado.