sábado, 20 de enero de 2018

Mirando a Peña Mayor.

Ángel Suárez, Eduardo Monteiro, Rosa Rubio, Eusebio Llorca, Blanca Costales, Enrique Mijares, Jesús Antonio, J.M. Puente y Cuadra Sánchez.
   Desde la aldea de El Llanu, perteneciente al concejo de Cabranes, la vista sobre la sierra de Peña Mayor es realmente impactante siempre y si como en esta ocasión los vientos gallegos llenan el cielo de nubes lenticulares el espectáculo está asegurado.

  Montan los pintores sus caballetes al resguardo del viento y se solazan con la  vista de Peña Mayor que con una altitud de 1140 metros  se alza sobre los concejos de Laviana, Bimenes y el de Nava que por la carretera Nava-Cabranes nos lleva a El Llanu, lugar del encuentro. Los bosques de robles, acebos y hayas  que cubren estas montañas se escalonan con los pastos creando un paisaje de gran fuerza pictórica.

   
La sierra de Peña Mayor.

Dibujo de Cuadra Sánchez.

Acuarela de Enrique Mijares.

Acuarela de Rosa Rubio.

Acuarela de Blanca Costales.

Acuarela de Jesús Antonio. (1)

Acuarela de Jesús Antonio. (2)

Acuarela de Eusebio Llorca.

Acuarela de J.M. Puente.

Acuarela de Eduardo Monteiro. (1)

Acuarela de Eduardo Monteiro. (2)

Acuarela de Ángel Suárez.


 

sábado, 13 de enero de 2018

Santa Eulalia de Cabranes.

Los reflejos del hielo que cubre Segóvia vistos por Luis López.

Una segunda y gélida acuarela de Luis López.
   Pasadas las Navidades y repuestos de los excesos de las fiestas, este grupo de pintores con la mejor disposición y el ánimo renovado, encaran el nuevo año lléndose a pintar a Santa Eulalia de Cabranes, villa aérea y luminosa sobre el valle que viniendo desde el vecino concejo de Villaviciosa pasa por lugares como Vegapallia de tradición minera y por San Julián de Viñon con su iglésia románica y que une después de coronar el alto de La Encrucijada, Cabranes con el concejo de Piloña por lugares tan evocadores como el río de los Esperteyos.

  Fuéronse a este encuentro los pintores  Jesús Antonio, Rosa Rubio, Tere Mieres, J. M. Puente, Enrique Mijares, Eusebio Llorca y Ángel Suárez. -  Luis López envió sus pinturas desde Segóvia.

Acuarela de Tere Mieres.

Acuarela de Rosa Rubio. (1)

Acuarela de Rosa Rubio. (2)

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

Acuarela de Eusebio Llorca (2)

Óleo de J.M. Puente. (1)

Acuarela de J.M. Puente. (2)

Acuarela de Jesús Antonio.

Acuarela de Enrique Mijares.

Acuarela de Ángel Suárez.

Eusebio Llorca, J.M. Puente, Jesús Antonio, Enrique Mijares, Rosa Rubio, Tere Mieres y Ángel Suárez.


     

sábado, 16 de diciembre de 2017

Rozáes.

Rozáes.


  Pese a que el tiempo estuvo metiendo miedo con lluvia, frío y granizo, el Grupo Niebla que ya está curado de estos espantos se fué a Rozáes para cerrar el año.

  Pintaron entre chaparrón y chaparrón: Eusebio Llorca, Jesús Antonio, Enrique Mijares, Cuadra Sánchez y Blanca Costales, bajo los hórreos, como mandan los cánones y se despidieron hasta pasadas las fiestas Navideñas.

 
Acuarela de Enrique Mijares.

Acuarela de Eusebio Llorca.

Acuarela de Jesús Antonio.

Dibujo de Cuadra Sánchez.

Dibujo de Cuadra Sánchez.

Acuarela de Blanca Costales.

Eusebio Llorca, Cuadra Sánchez, Blanca Costales y Jesús Antonio.
                                               (Reportaje fotográfico de Enrique Mijares).

 

sábado, 9 de diciembre de 2017

Anayo.

  En el camino de Gijón a Covadonga una parada obligatoria es la aldea de Anayo, interesante por al menos tres cosas, en primer lugar por ser un balcon inigualable sobre los Picos de Europa, la Sierra de Ques y Peña Mayor llegando a verse, en días despejados, hasta la Sierra del Aramo.

 En segundo lugar su iglésia que al parecer está construída sobre un primitivo templo medieval del que ya el rey Ramiro II confirmó sus privilegios a la Catedral de Oviedo.

 Y entercer lugar, y no menos importante,  por afectar a la salud física y espiritual de muchos asturianos, la famosa fuente balnearia de Fresnosa, donde las gentes acudían a curar las enfermedades de la piel y los males de amores. Y pián-piano se presentó como artista invitado el pintor japonés Chú-Sin, que puso la nota poética de su acuarela, un canto a las nubes y a las garzas. Más imposible.

 Acudieron a esta cita con la historia en minúsculas: Rosa Rubio, Tere Mieres, Blanca Costales, J.M. Puente, Jesús Antonio, Enrique Mijares,  Andrés Suárez, Eusebio Llorca y Ángel Suárez.
La niebla y las nubes protagonistas.

Acuarela de Rosa Rubio. (1)

Acuarela de Rosa Rubio. (2)

Acuarela de Tere Mieres.

Acuarela de Blanca Costales.

Acuarela de Enrique Mijares.

Acuarela de Chú-Sin. (invitado de Jesús Antonio.)

Óleo de J.M. Puente. (1)

Dibujo al carbón de J.M. Puente.

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

Acuarela de Eusebio Llorca. (2)

Acuarela de Ángel Suárez.

Andrés Suárez, Rosa Rubio, Jesús Antonio, Eusebio Llorca, Enrique Mijares, Tere Mieres, Blanca Costales y J.M. Puente.


sábado, 2 de diciembre de 2017

Pintando en San Martín del Mar.

San Martín del Mar.
   San Martín del Mar, a un tiro de piedra de Villaviciosa y en plena Reserva Natural Parcial de la Ría de Villaviciosa, es una visita imprescindible para los amantes de la observación de aves y que en esta zona de porreos, que esta considerada uno de los estuarios de mayor riqueza biológica de Asturias, encontrarán un verdadero paraíso.

  Los pintores pese al frío se instalaron cómodamente en el cabildo de su iglésia. Gran invento este de los cierres porticados alrededor de las iglesias rurales, que cobijaron desde las procesiones vecinales hasta la enseñanza a los niños y que ahora sirven para guarecerse a estos pintores que no se arredran ante el mal tiempo.

   Pintaron: Blanca Costales, J.M. Puente, Enrique Mijares, Luis López y Eusebio Llorca.


Acuarela de Blanca Costales.

Acuarela de Enrique Mijares.

Acuarela de J.M. Puente. (1)

Óleo de J.M. Puente. (2)

Acuarela de Luis López.

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

Acuarela de Eusebio Llorca. (2)

J.M. Puente, Eusebio Llorca y Luis López.

Blanca Costales, Eusebio Llorca y Luis López.

Iglesia de San Martín del Mar.