sábado, 16 de julio de 2016

LA SELVA DE OBAYA.

   
  Los molinos no son casa,
porque están por los regueros,
son cuartitos retirados
para los mozos solteros.


La lujuria del color. -  Óleo de J. M. Puente.


     Al molino de Obaya lo califica Aurelio del Llano, como de construcción primitiva, cuando en el año 1919 lo visitó en las investigaciones previas a su obra "Bellezas de Asturias".

     Los pintores encontraron el molino tan descuidado en su entorno que llegar hasta el fue tarea nada fácil, que entre helechos, freves, musgos y la rosada mañanera hasta algún torpe se pegó un trompazo.

    Las referencias folklóricas sobre los molinos en Asturias aparecen en canciones, cosadielles y refranes que hacen referencia a la molienda y como quiera que el desaliento no prende en este grupo se procedió a disfrutar de la jornada en mitad de la caleya, sobre la cual, un alimoche ejecutaba sus elegantes planeos.

   Pintaron en este lujurioso lugar: Enrique Mijares, Rosa Rubio, J.M. Puente, Eusebio Llorca, Luis López y Angel Suárez.

   
En plena caleya devorada por la vegetación.


Camino de Obaya. - Luis López.

Color, color. - Eusebio Llorca.

¿Será esto el impresionismo? - J. M. Puente.

La aldea de Obaya, después las selva. - Rosa Rubio

La vegetación se come  las casas. - Enrique Mijares.

El alimoche. - Angel Suárez.

¿no es este el bosque de  Birnan avanzando hacia el castillo...?
                                  POR LA TARDE EN EL PUENTE DE VALBÚCAR
Enrique Mijares y Eusebio Llorca.

El dibujo de Eusebio Llorca.

La acuarela de Eusebio Llorca.

Les cases de Valbúcar. - Enrique Mijares.


     

sábado, 9 de julio de 2016

San Juan de la Arena.


      Cuando en 1905 el poeta Rubén Darío veraneó en San juan de La Arena, ya era perdida la memoria del tiempo en que el río Nalón era navegable hasta San Tirso y el gran proyecto de 1790 de sacar el carbón de Sama por el río había quedado en el olvido después de una riada en 1801.

    El nicaragüense Rubén Darío que cruzaba el río desde San Juan de La Arena hasta San Esteban de Pravia para hacer tertulia en el restaurante "El Brillante", dejó un ruego a San Telmo en favor de los marineros para que el santo de la mar les proteja.

   Los pintores reunidos en la desembocadura del río Nalón gozaron de estas historias que también hablan de pescadores de carbón y de la pesca de la angula y pintaron entre barcos y viejos amarres.

   Se reunieron: Eusebio Llorca, Luis López, Tere Mieres, Andrés Suárez, Enrique Mijares y Angel Suárez.

   
Tere Mieres. - El gran estuario del Nalón.

Eusebio Llorca. - El viejo Gurugú.

Eusebio Llorca.- Los viejos amarres.

Luis López. - El Nalón se adentra en tierras de Pravia.

Luis López.- Modernas embarcaciones. 

Luis López. - Restos de un tiempo ¿mejor?.

Enrique Mijares. - Pantalanes.

Enrique Mijares. - Cementerio de barcos.

Angel Suárez. - Faenas portuarias. Dibujo al pastel.
Los viejos cargaderos de carbón.
   

   

sábado, 2 de julio de 2016

Recibiendo a los invitados con orbayu.


  En esta jornada, la asistencia no fue nutrida, cosa que sentimos sobre todo en el día en que nos visita la pintora del Escorial, Marián, y nos hubiera gustado acompañarla en esta reunión pictórica.

  Pandenes dista de Villaviciosa 12 kilómetros mal contados, en un paisaje de la Asturias mas castiza, casticismo realzado por la presencia de la inevitable lluvia que acompañó a los pintores durante toda la mañana obligándoles a montar sus caballetes bajo un hórreo, cosa que contribuyo aún más para añadirle otra pincelada de tipismo a la jornada.

  Por la tarde, como el tiempo mejoraba, segunda parte de trabajo el la Ría, espectáculo que no se podía dejar de mostrar a quien nos visita desde la capital del reino.

    Pintaron: Marián, Enrique Mijares y Eusebio Llorca.

 
Marián y Llorca pintando bajo´l horru.

Pandenes. - Acuarela de Marián. (1)

Acuarela de Marián, en la ría. (2)

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

La ría - Eusebio Llorca. (2)

Pandenes. - Enrique Mijares. (1)

La ría. - Enrique Mijares. (2)

La Ría, la joya de Villaviciosa.

De nuestro corresponsal en Potes : Los picos de Europa.- Angel Suárez.
   



sábado, 25 de junio de 2016

EL LABERINTO

  La red de carreteras que comunican los concejos que se denominan Comarca de la Sidra son cosa de entendidos en comunicación interior, pues son tantas y tan laberínticas que hace falta cierta experiencia en su manejo para que no ocurra lo que a estos pintores, que habiéndose citado en Poreñu llegaron cada cual por un camino distinto pero eso sí, llegaron y pintaron y se volvieron a perder al continuar la jornada en El Llano.                                                                                                          Esto, unido a una avería en las comunicaciones de Telecable que retrasó la recepción de las imágenes, convirtió esta gacetilla en una especie de juego de La Oca, donde cada paso que se daba se tenia que desandar.                                                                                                                                    La lluvia, juguetona ella, añadió mas movimiento a esta jornada en la que participaron: Eusebio Llorca, J.M. Puente, Luis López, Andrés Suárez, Tere Mieres, Rosa Rubio, Enrique Mijares y Angel Suärez.

LOS DIBUJOS: 
Rincón de Poreño. - Tere Miere.

Pomarada de Poreño. - J.M. Puente
 LA FOTOGRAFÍA Y LAS PINTURAS
Poreño. - Enrique Mijares.

Desde el Llano. - Enrique Mijares.

Casa en Poreño. - Ángel Suárez.

Rincón de Poreño. - Fotografía de Andrés Suárez.

Poreño. - Eusebio Llorca.

Poreño. - Eusebio Llorca.

El Llano. - Eusebio Llorca.

Poreño. -  Luis López.

El Llano. - Luis López.

Horreo en Poreño. - Rosa Rubio.

La Lluvia. - Óleo de J. M. Puente.

Vista de Poreño. - Acuarela de J.M. Puente.



sábado, 18 de junio de 2016

La Doriga

DESDE SEGOVIA: Pinos de Valsaín. -  Luis López.

DESDE SEGOVIA: Grupo de encinas. -  Luis López.
                                        La cuesta de Cabruñana,
                                        ¡mi Dios!, ¿quien la subirá?

             Una canción popular decía así de las temibles cuestas que tenían que enfrentar las diligencias y los carreteros para desde Grado y en dirección a Cornellana pasar por Doriga.

            Hoy, una moderna autovía nos deja a los pies de Doriga, donde finaliza, a la espera de que se terminen la obras de la llamada Autovía de La Espina paralizada hace años.

                                      La autovía de La Espina
                                      ¡mi Dios!, ¿cuando se acabará?
       
             Los pintores con el espíritu de los peregrinos que  bajan desde San Miguel del Fresno por la vieja ruta, camino de Compostela, y que encuentran alivio a sus esfuerzos en la fuente de la Reparáz maravillándose a la vista de la casa-palacio de Doriga, montaron sus caballetes en el entorno de la iglesia de Santa Eulalia para gozar de una jornada pictórica rematada por una sobremesa de ambiente genuinamente jacobeo.

          Trasladáronse al medievo por unas horas: Rosa Rubio, Eusebio Llorca, Enrique Mijares y Angel Suárez.


Portada de Santa Eulalia. - Rosa Rubio.

La Doriga. - Rosa Rubio.

El entorno de Doriga. - Eusebio Llorca.

La casona herida. - Eusebio Llorca.

La torre de los graneros. - Eusebio Llorca

Dependencias auxiliares. - Enrique Mijares.

Rincón de la finca. - Enrique Mijares.

El cabildu de la iglesia de Santa Eulalia. - Angel Suárez.

Enrique Mijares, Rosa Rubio y Eusebio Llorca.
La granja de la casa-palacio.