sábado, 22 de agosto de 2015

Ensenada de Llodero.

Pasadas las fiestas el grupo se reúne el San Balandrán para pintar en la ensenada de Llodero, reserva de aves en la desembocadura de la ría de Avilés. Como quiera que el tiempo amenazaba lluvia se tomó por centro de operaciones la casamata de observación, aunque al final algunos se desplazaron a la propia playa. Se contó con la presencia de la pintora Natividad Climént Llorca que hizo un alto en sus vacaciones para disfrutar de un día de pintura en buena compañía.

Pintaron: Natividad Climént, Eusebio Llorca, J.M. Puente, Enrique Mijares, Luis López y Angel Suárez.

El estudio improvisado.

Mijares pintando en Llodero.

Potente acuarela de Enrique Mijares.

Natividad Climent y Eusebio  Llorca pintando al alimón.

Hermosa acuarela de Natividad Climént.

Primera acuarela de Eusebio Llorca, certera como siempre.

Eusebio Llorca segunda visión.

Luis López pintando tan ricamente.

Delicada acuarela de Luis López.

Luis López: del pincel al papel.

J.M. Puente improvisando estudio.

Acuarela de J.M. Puente

La maestría de J.M. Puente con el carbón.

Acuarela de Angel Suárez.

sábado, 8 de agosto de 2015

El Grupo Niebla en Viñón

Pleno mes de agosto, mucho tráfico en las carreteras... los pintores deciden visitar sus rincones conocidos y se van a San Julián de Viñón que es un pedazo de paz a las puertas de Villaviciosa.

San Julián de Viñón es templo románico del siglo XII del que no se tienen referencias y se relaciona por sus soluciones arquitectónicas con los cercanos de Valdebárcena y Fuentes.

Se les ha unido en esta jornada veraniega el pintor maliayo Enrique Mijares que disfrutó pintando y participó del reparto de ciruelas (riquísimas) que Luis López aportó como aperitivo mañanero.

Pintaron: Enrique Mijares, Luis López, Jesús Antonio, Eusebio Llorca y Angel Suárez.

La cesta les cirueles.

El paisaje.

Jesús Antonio.

Vibrante acuarela de Jesús Antonio.

Luis López con un ojo en la acuarela y el otro en la cesta.

Todo el paisaje tiene cabida en las cuarelas de Luis López.

Enrique Mijares.

Acuarela de Enrique Mijares.- Suelta y certera.

Eusebio Llorca a pleno rendimiento.

Acuarela de Llorca, buena, buena.

Angel Suárez.

El grupo Niebla en la brecha.

sábado, 1 de agosto de 2015

El Grupo Niebla en el Camino de Santiago.- Cornellana

El grupo vive un estimulante ambiente de trabajo. Estupenda esta jornada en Cornellana, que como acertadamente indicó Jesús Antonio, su nombre proviene del antropónimo latino Cornelius, posiblemente el fundador de la villa rústica que en la confluencia de los ríos Narcea y Nonaya controlaba este importante paso hacia el centro de Asturias.

En 1122 pasa a la orden benedictina de Cluny y entre los siglos XII al XV asiste en su hospital a los peregrinos de paso a Santiago de Compostela. Actualmente el albergue de peregrinos acoge a los caminantes que pasan bajo el arco de "la osa" como se conoce al escudo del monasterio de Cornellana.

Con un día de sol radiante pintaron: Eusebio Llorca, Jesús Antonio, Luis López, J.M. Puente y Angel Suárez.

Camino de Santiago.

La "osa" de Cornellana.

Eusebio Llorca cómodamente a la sombra.

Hermosa acuarela de San Salvador de Cornellana.- Eusebio Llorca.

Jesús Antonio disfrutando de su pintura.

Ecos de Sisley en la acuarela de Jesús Antonio.

Luis López sufriendo los rigores del sol.

El acuarela de Luis López domina el entorno espacial.

J.M. Puente. Este hombre es capaz de pintar en cualquier situación.

Estos apuntes al óleo de J.M. Puente son una delicia.

Con rapidez, eficacia y limpieza.- J.M. Puente.

Acuarela de Angel Suárez.

San Salvador de Cornellana.

Cornellana en el centro de mundo.



sábado, 18 de julio de 2015

En el Camino de Santiago.

Los pintores han vuelto a Salas pues piensan que esta villa cuya carta puebla data de 1277,  es una etapa importante en el Camino de Santiago ya que a partir de aquí hasta al puerto del Acebo, en Grandas de Salime, los aproximádamente 120 kilómetros que restan del Camino Primitivo en el Principado de Asturias son sin duda duros y fatigosos enfrentándose ya a los puertos de montaña que empiezan con la subida a La Espina preludio del Puerto del Palo. Salas que conserva todo el sabor de la Ruta Jacobea bien merece otra visita.
Pintaron: Jesús Antonio, Luis López, Eusebio Llorca y Angel Súarez.



A partir de ahora el Camino se hace mas duro.

Portada lateral de la Colegiata de Salas.

Acuarela de Jesús Antonio. Entrada a la zona del Placio

Acuarela de Luis López, el río Nonaya

Eusebio Llorca, acuarela de la parte vieja de Salas.

Acuarela de Angel Suárez.

Los pintores en el patio del palacio de Valdés-Salas.

Camino de Tineo.

sábado, 11 de julio de 2015

En el Camino de Santiago. Salas.

Al llegar a Salas, los pintores sienten que el espíritu peregrino sale a recibirles en forma de una de las más impactantes imágenes del Camino Primitivo. Unido al ir y venir de los muchos peregrinos que transitan por sus calles el palacio de Valdés Salas, cuya torre es del siglo XIV, y la colegiata de Santa María la Mayor con el magnífico mausoleo del inquisidor general realizado en 1582 por el escultor Pompeyo Leoni dan fe de la importancia de esta villa en la ruta jacobea. Cuéntase que una vez terminado el mausoleo (que fue esculpido en Guadalajara) los carreteros encargados de su transporte ajustaron precio hasta León y luego una prima extra hasta Salas por si no hubiera caminos.
Pintaron Luis López, Jesús Antonio, Eusebio Llorca y Angel Suárez.

Camino de Compostela.

Salas monumental.

Eusebio Llorca en Salas.

Acuarela de Eusebio Llorca.

Acuarela inacabada de Eusebio Llorca, no dio tiempo a más.

Jesús Antonio se enfrenta el solo al almenado torreón.

Acuarela de Jesús Antonio.

Luis López en pleno trabajo.

Realista acuarela de Luis López.

Angel Suárez.

Mausoleo del arzobispo Valdés Salas.