sábado, 23 de agosto de 2014

De búsqueda por Torazo.

Con el recuerdo de un paisaje que no se situaba con exáctitud, los pintores hicieron un poco de turismo por el concejo de Cabranes y resultó ser en el lugar de Cervera, perteneciente a Torazo. Una vez instalados los pintores disfrutaron de una soleada mañana bajo la antigua mirada de una panera fechada en 1640. Como siempre la interpretación libre y particular de cada uno dejó como resultado estas pinturas.
Puerta de la panera.


Óleo de J.M. Puente.


Acuarela de Luis López.


Jesús Antonio pinta la capilla.


Eusebio Llorca.


Ángel Suárez.

Los frutos del saúco están en sazón.

sábado, 9 de agosto de 2014

Los mártires de Valdecuna.

Dándose un respiro de paisajes abiertos y marinos, los pintores se desplazaron hasta el valle de Cuna y Cenera para pintar en las inmediaciones del santuario de Los Mártires de Valdecuna, donde se veneran las imágenes de San Cosme y San Damián, los dos hermanos médicos, milagreros y santos que se dice nacieron en Siria y que fueron mártires. Fueron los pintores invitados a montar sus caballetes en la finca del palacio de arriba a la vera del antiguo palomar (hoy restaurado) que imprime carácter añejo al paisaje. Como fondo el sonido del río y de la bachata pusieron el contrapunto lírico a esta jornada.
Santuario de los Mártires de Valdecuna.



Acuarela de Jesús Antonio.

 

Apunte al óleo de J.M. Puente de la finca y el palomar.


La niebla sobre los montes de la cuenca del Cuna. J.M. Puente.


Ángel Suárez.


sábado, 2 de agosto de 2014

Los pintores han vuelto a la desembocadura de la ría de Avilés y esta vez pintaron en la playa del Arañón, que se abre a la mar teniendo como fondo por el W. el cabo Vidrias y la isla de La Deva. Millas adentro se encuentra el cañón de Avilés, sima abisal donde consta la existencia de calamares gigantes. La lluvia molestó.
El cabo Vidrias y la isla de la Deva cierran por el W.


Acuarela de Luis López


Jesús Antonio inicia su pintura.


La ensenada del Arañón, por Eusebio Llorca.


Ángel Suárez.


domingo, 27 de julio de 2014

La península de San Juan

La  ría de Avilés esta protegida por el norte por la península de San Juan, que finaliza en la punta de la Forcada en cuyas proximidades se encuentra la caleta La Covallonga, que asemeja un fiordo en miniatura. En las cercanías de este lugar, la punta del Castillo, sobre la que se encuentra el faro de Avilés atalaya inmejorable para contemplar el extenso arenal del Espartal o de Salinas, que cierra como fondo este paisaje grandioso y tiene a sus pies la entrada de la ría de Avilés por el Arañón. Los pintores fueron felices formando parte de este escenario.
La entrada a la ría de Avilés, con el Espartal al fondo.


La acuarela de Jesús Antonio.


Visión de Beni Rodríguez.


Interpretación de Angel Suárez.


sábado, 19 de julio de 2014

Las Caldas-Caces

Jornada de pintura en Las Caldas-Caces, a los pies del castillo de Priorio, cuya antigüedad nos remonta a los tiempos de Alfonso II. El curso de agua que discurre bajo él es el rio Gafo, que inmediatamente vierte sus aguas en el río Nalón antaño contaminado por los vertidos de carbón y hoy se regenera lentamente. Parte de los pintores montaron sus caballetes en el lecho del rio mientras Jesús Antonio, como un caballero medieval, dirigía sus esfuerzos hacia la torre del castillo.
Eusebio Llorca.


Beni Rodríguez.


Angel Suárez.


Jesús Antonio.


Luis López en su exposición de óleos en Villaviciosa.


La rana, que no la xana, del río Nalón.