sábado, 24 de enero de 2009

Lastres

Cinco atrevidos acuarelistas, desafiando la alerta por vientos superiores a 140 Kh. se desplazaron a Lastres para pintar. Fueron a las inmediaciones de la capilla de San Roque.
Como el día no estaba para muchas acuarelas, se refugiaron en el "Restaurante El Mirador" donde hicieron una jornada completa de aperitivo, comida y sobremesa.
Las vistas desde el Mirador son impresionantes. La foto de Lastres esta tomada desde su comedor.
Humberto no obstante, aprovechó el aperitivo para hacer un dibujo desde el comedor de El Mirador. Caldo, pincho, vino y lápiz.
La tarde soleada sirvió para que pintasen unas acuarelas desde el campo de la Iglesia.