sábado, 7 de febrero de 2009

Lastres

Hoy los atrevidos fueron tres. Ángel, Valentín y José Luis. Las amenazas de temporal, no arredraron a los acuarelistas que se desplazaron a Lastres para pintar y disfrutar del espectáculo, que el día les deparó. Los cambios de luz fueron continuos, tanto sobre el Sueve como sobre la mar. La mañana no les dio tregua, lluvia, granizo, frío y sol. Pintaron desde el coche, los eucaliptos que están delante de la capilla de San Roque y después se instalaron en "El Mirador" para tomar unos caldos. A Valentín le dio tiempo a pintar otra acuarela desde el comedor del Restaurante. La comida les sirvió para entonar el cuerpo, un pote asturiano que quitaba el sentido.
Fotos tomadas desde la terraza de Restaurante El Mirador.
Por la tarde salio el sol y dieron un paseo por el muelle para bajar "el pote".