sábado, 23 de enero de 2010

Breceña

Un frente de densas nieblas atravesó Breceña durante toda la mañana y pese a ello, los pintores montaron sus caballetes y trabajaron con ardor. Por la tarde llenaron una carretilla de buen humor y ganas para el próximo sábado.