lunes, 24 de marzo de 2014

La primavera se viste de invierno.

Desoyendolos partes meteorológicos los pintores montaron sus caballetes en San Julián de Viñón, cuyo conjunto de iglesia y edificaciones anexas dan al lugar un ambiente arcaico. La pequeña iglesia de San Julián de Viñón fechada su construcción en los finales del siglo XII, pertenece al grupo de románico de Villaviciosa, que estaría como muchas mas, relacionada con el camino de peregrinación a Compostela. En esas estaban los pintores cuando una fuerte granizada les obligó a poner tierra por medio y a refugiarse en la cercana localidad de Cabranes a cuyo concejo pertenece esta iglesia. Una agradable tertulia alrededor de unos cafés bien calientes y una charla sobre el camino del Norte a Compostela dejaron cumplida la jornada. 
Con lluvia toca paraguas


Jesús Antonio nos envía su acuarela terminada.


Eusebio Llorca despues de los ultimos retoques también nos remite su pintura.


Angel Suárez envía su visión del Lugar.