domingo, 13 de abril de 2014

La playa de los Quebrantos.

San Juan de la Arena se encuentra en la desembocadura del rio Nalón y a continuación en una extensión de 0,5 millas la playa de los Quebrantos tiene como telón de fondo la isla de la Deva. En esta playa de los Quebrantos, que conserva sus negras arenas como recuerdo del pasado industrial del rio Nalón pintaron los acuarelistas. En San Juan de la Arena, a principios del siglo XX el poeta Rubén Dario dejó unos versos rogando a San Telmo que protegiera a los marinos del Nalón de "las terribles furias oceánicas de galernas y aquilones". Los pintores compartieron la playa con surfistas, caminantes y los vientos del Cantábrico.
Las negras arenas contrastan con la luz del cielo.

Jesús Antonio se dejó cautivar por la isla de La Deva.

Angel Suárez prefirió la solitaria torre del vigía.