sábado, 2 de agosto de 2014

Los pintores han vuelto a la desembocadura de la ría de Avilés y esta vez pintaron en la playa del Arañón, que se abre a la mar teniendo como fondo por el W. el cabo Vidrias y la isla de La Deva. Millas adentro se encuentra el cañón de Avilés, sima abisal donde consta la existencia de calamares gigantes. La lluvia molestó.
El cabo Vidrias y la isla de la Deva cierran por el W.


Acuarela de Luis López


Jesús Antonio inicia su pintura.


La ensenada del Arañón, por Eusebio Llorca.


Ángel Suárez.