sábado, 1 de noviembre de 2014

De Torres a Peñas.

Jornada con doble destino pictórico. Por la mañana pintando en San Balandrán, ese destino tan querido por los pintores, donde se puede pintar la zona portuaria de Avilés, hacer un avistamiento de aves marinas, darte un baño y comer bien mientras se cuentan historias de navegantes que ya pocos recuerdan. Por la tarde siguiendo la costa hacia oriente el destino fue Luanco, la punta del Gallo, que cierra la ensenada por el norte mientras la costa corre hacia el SE hasta la punta del Carmen.

Cinta tansportadora. San Balandrán. E. Llorca.

La iglesia de Luanco. E. Llorca.

Acuarela de Luis López. San Balandrán.

Luis López. La punta del Gallo en Luanco.

Beni Rodríguez. La ría de Avilés.

Beni Rodríguez. Iglésia de Luanco.