sábado, 8 de noviembre de 2014

San Balandrán.

En el estuario de la ría de Avilés la ensenada de la marisma de Llodero, en Zeluán, es un espacio de descanso de las aves en sus migraciones anuales. Los pintores, atentos a los cambios estacionales se dirigieron a esta zona para disfrutar de este paisaje, siempre cambiante, siempre sorprendente.

Acuarela de Luis López de la playa de San Balandrán.

Jesús Antonio pinta valientemente la ensenada.

La industria de Zeluán vista por Eusebio Llorca.

Angel Suárez: la playa de San Balandrán.