sábado, 13 de diciembre de 2014

Candás

La jornada comienza con una visita al Camarín del Santo Cristo de Candás, para ver la pintura mural que representa el momento en que el Cristo es rescatado de las aguas por marineros candasinos, cazadores de ballenas en las costas irlandesas, allá en los principios del siglo XVI. Luego buscando resguardarse de la lluvia en las instalaciones náuticas del puerto de Candás pintaron hasta que el frío les aconsejó ir a dar satisfacción al cuerpo, (el espíritu estaba sosegado por el ruido de las olas), y en estas estaban, cuando repararon en que en la larga sobremesa, entre dimes y diretes se habían terminado medio azumbre de blanco de Segovia brindando por sus amigos.

Candás presume de su nombre desde el año 912.

Acuarela de Jesús Antonio de la playa de la Palmera.

Angel Suárez.