sábado, 25 de abril de 2015

Rozáes, of course.

Si el sábado anterior el cuquiellu se anunciaba con timidez, este sábado una clase de ornitología a cargo de Luis López, ilustró a estos pintores sobre la diferencia física y su forma de canto entre la golondrina y el avión común mientras se degustaba el café que inicia todas las jornadas pictóricas.

Luego haciendo caso (solo por esta vez) al parte meteorológico los pintores no se alejaron mucho del núcleo habitado y acertaron. Por la tarde una visita a la Villa para ver la nueva exposición de Luis López. Pintaron: Jesús Antonio, Eusebio Llorca, Luis López y Angel Suárez.

Una..

dos..

La capilla de San Pedrín como fondo. - Jesùs Antonio.

El valle de Rozáes.- Luis López.

Esta acuarela, con ovejas, en Google.- Eusebio Llorca.

El horru de alao.- Eusebio Llorca.

Casa Eladia - Angel Suárez.

...y tres, al final llovió.



sábado, 18 de abril de 2015

Pintando en Robledo.

Salir a pintar al aire libre es gratificante sobre todo si, como en el caso de este sábado, te encuentras con personas interesadas y con conocimientos sobre pintura, que además de cambiar impresiones con los pintores al final les agasajan invitándoles a tomar sidra acompañada de unos pinchos de chorizo, todo ello de su propia elaboración.

La amabilidad de las dueñas de casa Herminia, en Robledo, dio a esta jornada un aire diferente y reconfortó a los pintores de otras jornadas de fríos e incomodidades. Pintaron Eusebio Llorca, Jesús Antonio, Luis López y Ángel Suárez.

Las acuarelas a resguardo de la lluvia.

Canto a la primavera.- Acuarela de Eusebio llorca.

Luz dorada sobre Robledo.- Acuarela de Jesús Antonio.

Los grandes espacios desde Robledo.- Acuarela de Luis López.

Rincón de Robledo.- Acuarela de Ángel Suárez.

Los pintores en la antojana de Casa Herminia.





sábado, 11 de abril de 2015

La Panda.

La jornada que se presentó con niebla en el alto de la Encrucijada dio paso a un día espléndido y se pintó en la Panda con buena temperatura y tranquilidad XXL. Buena compañía, buena conversación, buena pintura y buen tiempo... ¿que mas se pude pedir?

Aldea asturiana 100X100.

La huerta de verduras. Acuarela de Luis López.

Casa Xuacu. Acuarela de Eusebio Llorca.

La llosa. Angel Suárez.

Eusebio Llorca y Luis López en pleno trabajo.