sábado, 14 de noviembre de 2015

Desde Miravalles a Misiego.

Con un día radiante los pintores se dieron cita en Villaviciosa para desplazarse a pintar a la cercana zona de Miravalles, donde fueron recibidos por la estampa campestre de los corzos cruzando los prados en busca del sotobosque que les sirve de refugio durante el día.

La naturaleza, pródiga en esta jornada, les ofreció también, acerolas en sazón, boneteros cuajados de frutos y un paisaje que decía: pintadme, pintadme... y ni cortos ni perezosos dispusieron sus caballetes para comenzar esta jornada que sin ni siquiera sospecharlo terminó en otro punto muy  distinto: la playa de Misiego.

Pintaron:  Eusebio Llorca, Luis López, J.M. Puente, Enrique Mijares y Angel Suárez.

Acerola en sazón.

Eusebio Llorca medita sus pinceladas.

Comienza la creación.

Acuarela terminada: El bonetero.-.Eusebio Llorca.

Luis López infatigable día y noche.

Primera visión de Miravalles.- Luis López.

Segunda acuarela de Luis López. -  Miravalles.

Por si fuera poco, un dibujo como propina. - Luis López.

El maestro J.M. Puente disfrutando de su trabajo.

Óleo de J.M. Puente, sensible y evocador.

Enrique Mijares inmerso en su acuarela.

Visión de Enrique Mijares del conjunto de Miravalles.

Acuarela de Angel Suárez.

Miravalles y el bonetero.

Tomar el café a la vera de la Ría, en Misiego, un cierre feliz.