sábado, 29 de octubre de 2016

En Espinaredo y Riofabar



   Vánse los pintores en este otoño luminoso a las tierras de Piloña para recrearse en los colores del bosque que siguiendo el curso del río del Infierno,  viene desde las tierras del concejo de Caso por entre las sierras de Giblaniella y la de Aves, y  conforma aguas abajo una senda muy frecuentada por los turistas que tienen como punto de reunión el área de La Pesanca.

  Muy cerca está el pueblo de Riofabar y hacia el concejo de Ponga, al oriente, se levantó, por los primeros años de 1900 en la majada de Muéñigu, una capilla dedicada a San Humberto patrón de los cazadores.

  Los pintores, que después del madrugón y de conducir entre la densa niebla solo deseaban pintar y solazarse, tomaron como escenario el propio puente de Espinaredo para la primera toma de contacto.

  Una vez reconfortados y metidos en faena, se fueron al cercano Riofabar para continuar con la sanisima costumbre de disfrutar pintando.

     Se reunieron: Luis López, J.M. Puente, Eusebio Llorca, Enrique Mijares y Angel Suárez.

   
Enrique Mijares.

Eusebio Llorca.

Eusebio Llorca.

Luis López.

Luis López.

J.M. Puente.

J.M. Puente.

J.M. Puente.

Ángel Suárez.
                                                       POR LA TARDE:
Luis López.

Eusebio Llorca.

Enrique Mijares.

Luis López, J.M. Puente, Enrique Mijares, Ángel Suárez y Eusebio Llorca. - Fotografía de  una mano inexperta.
       

 
 

sábado, 22 de octubre de 2016

En el embalse de Rioseco.


 Hacía tiempo que los pintores no se desplazaban hasta el concejo de Sobrescobio, donde el río Nalón se represa por dos veces antes de cruzar el desfiladero que lo conducirá, bajo la mirada del torrexón de Tielva, de origen romano y reconstruído por el rey Alfonso I, hacia el valle del Condado y Pola de Laviana.

  Otro Alfonso el XI, funda la puebla de Sobrescobio y con ella La Pola de Oviñana, la Polina actual, que da paso asimismo al valle que nos llevará hacia Soto de Agues, inicio de la  popular ruta del río Alba y el desfiladero del LLaímo a los pies del Retriñón.

  Se montaron los caballetes junto al embalse de Rioseco que de mañana reflejaba en sus aguas la sierra de la Escrita, mientras las aves acuáticas ponían la música de fondo.

   Se reunieron en esta montañera jornada: Tere Mieres, Andrés Suárez, Enrique Mijares, Eduardo Monteiro, J.M. Puente, Eusebio Llorca y Ángel Suárez.

     
Eusebio Llorca, Enrique Mijares, Angel Suárez, Tere Mieres, Eduardo Monteiro,J.M. Puente y Andrés Suárez.

Eusebio Llorca.

Eusebio Llorca.

J.M. Puente.

Eduardo Monteiro.

Eduardo Monteiro.

Eduardo Monteiro.

Enrique Mijares.

Angel Suárez.

Tere Mieres.

Tere Mieres.

J.M. Puente.

J. M. Puente.

Enrique Mijares. 
Eduardo Monteiro.

Eusebio Llorca.

 

sábado, 15 de octubre de 2016

Pintando en La Villa.


  Como quiera que continúa en la Casa de los Hevia la exposición de los participantes en el homenaje a Humberto Alonso, se pintó este sábado en la propia Villa , por la mañana en La Oliva y por la tarde los pintores se fueron al circo.

  Se disfrutó de una hermosa jornada pintando, conversando con los amigos, tomando café (y otras cosas) y relajando la tensión de dos semanas de intenso trabajo.

  Montaron sus caballetes por las calles de Villaviciosa: Eusebio Llorca, Luis López, Cuadra, J.M. Puente, Eduardo Monteiro, Enrique Mijares y Ángel Suárez.

 
José Cuadra (1)

José Cuadra (2)

Luis López.

Eusebio Llorca.

Eduardo Monteiro.

Enrique Mijares.

Ángel Suárez.

Enrique Mijares.

Luis López.

Román y José Cuadra.

Eusebio Llorca y Eduardo Monteiro.


           Y... Por la tarde al circo.
Eusebio Llorca.

Eduardo Monteiro.

Luis López.
Enrique Mijares se fue al río.



sábado, 8 de octubre de 2016

Homenaje a HUMBERTO ALONSO.


Este sábado el Grupo Niebla celebró el homenaje a Humberto Alonso, uno de los fundadores del Grupo Niebla que con sus 90 años sigue pintando y que es maestro y amigo de estos acuarelistas.

Por sus acuarelas han pasado la casi totalidad de los momentos pictóricos de la ría de Villaviciosa, que son infinitos, y la historia de esta Villa, de la que es hijo adoptivo y persona entrañable.

Sus pinturas, preferentemente de gran formato, reflejan el latir de esta Comarca de la Sidra, sus dibujos, fabulosos, recogen la totalidad del románico de Villaviciosa reflejado en un libro que es una delicia de consultar, y su ajetreada vida de viajero siempre con los pinceles dispuestos a detener el tiempo en cualquier rincón de Europa, se decanta en los paisajes de esta Ría que diríase que es su propia sangre manando hacia el mar cantábrico convertida en los colores de su paleta.

Respetado y querido, Humberto Alonso se ha ganado con justicia el título de Pintor de la Ría.

Gestionaron y organizaron estos actos: Tere Miere, Rosa Rubio, J.M. Puente, Luis López, Enrique Mijares, Eusebio Llorca y Ángel Suárez.



Alejandro Vega, alcalde de Villaviciosa, y Humberto Alonso.

Humberto Alonso y su esposa Margarita.

El homenajeado recibe un presente de manos del alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, mientras Ángel Suárez y Luis López observan atentamente.

Diego Sierro, Enrique Mijares y María, en la espicha.

Clase magistral de Diego Sierro.

Se inicia la aventura de pintar.

La sala de exposiciones. En primer plano Pepe Cuadra.

Diego Sierro y María hablan con un peregrino.

Luis López,

Jose Luis Díaz y Eusebio Llorca.

Fernando Fernandez.

J.M. Puente y Cuervo Viña.

Los niños homenajean a Humberto Alonso.

Taller de paisaje a la acuarela para los mas pequeños.

Frescura y libertad en las pinturas de los niños.