sábado, 27 de febrero de 2016

Pasando frío junto a la mar.


   El temporal que azota a Asturias no impidió que los pintores acudieran a su cita semanal, y bien pertrechados contra el frío, se dieron cita en Perán que es la antesala de Candás viniendo de oriente.

   Situado entre los promontorios de San Sebastián y de San Antonio el pueblo de Candás se sitúa en un anfiteatro que tiene un dificil acceso para las embarcaciones debido a los bajos de piedra donde rompe la mar con mareas gruesas.

   En este pequeño puerto se celebraban, hacia los años 70 del pasado siglo, corridas de toros cerrando el arenal del puerto (en bajamar) con las lanchas de pesca y en esta improvisada plaza presentaban cartel primeros espadas de la tauromaquia. Antaño activo puerto pesquero y centro de importante industria conservera, hoy se ha convertido en una agradable villa que cuenta entre sus atractivos de primer orden con el Museo Antón situado en una casa del siglo XVIII.

   Pintaron en esta ocasión: Tere Mieres, Rosa Rubio, Luis López, Jesús Antonio, Enrique Mijares, J.M. Puente y Angel Suárez.


 
Candás se rodea de peligrosos bajos de piedra.

Hacia oriente se divisa el gran dique de El Musel. - Luis López.

La villa de Candás vista desde  Perán. - Jesús Antonio.

El cámping de Perán sobre la loma. - Tere Mieres.

Mar gruesa con el Musel al fondo. - Rosa Rubio.

El Cantábrico, negro por la tormenta. - Enrique Mijares.

Pintando "alla prima". - Enrique Mijares.

Vista de Candás. - J.M. Puente.

Verde de los prados y espuma de la mar. - J.M. Puente.

Ángel Suárez.

Equipo de pintura para el invierno.