sábado, 21 de mayo de 2016

Un retiro regio.

Puente y palomar en el monasterio de Santa María.- Andrés Suarez.

  Siete obispos consagran, allá por el año 893 esta joya del prerromanico asturiano, la iglesia de San Salvador de Valdedios en el valle de Boides, lugar elegido por Alfonso III como retiro en los últimos años de su vida.

  En el año 1218, los monjes cistercienses edifican junto a esta maravilla el monasterio de Santa María, de azarosa trayectoria, pues terminado en 1226 sufre un gran incendio en 1348, y en 1522 y en 1691 dos tremendas inundaciones arruinan parte de su fábrica.

  Los pintores conocedores de su historia pintan en su entorno reverentemente, y sabiendo que en sus archivos se nombra la iglesia de San Saturnino, en el cercano San Zaornín, ni cortos ni perezosos , por la tarde, se desplazan a la parroquia de San Bartolomé de Puelles para seguir trabajando en este paraje sin igual.

   Se dieron un baño de historia: Eusebio Llorca, Luis López, Rosa Rubio, Tere Mieres, Enrique Mijares, Guillermo Carbajo, J.M. Puente, Andrés Suárez y Angel Suárez.

 
El bar de les fabes "cool".- Eusebio Llorca. (1)

San Zaornín. - Eusebio Llorca (2)

El camino de Santiago en Valdedios. - Luis López (1)

Iglesia de San Zaornín. - Luis López (2)

La caja mágica de  J.M. Puente. (1)

La muria del convento. - J.M. Puente. (2)

Camino de Puelles. - Guillermo Carbajo. 

El descanso de los Peregrinos. - Rosa rubio.

No es una estampa japonesa, es Valdedios. - Tere Mieres.

El viejo portón de la finca. - Enrique mijares.

Final de etapa peregrina. - Angel Suárez.