sábado, 9 de julio de 2016

San Juan de la Arena.


      Cuando en 1905 el poeta Rubén Darío veraneó en San juan de La Arena, ya era perdida la memoria del tiempo en que el río Nalón era navegable hasta San Tirso y el gran proyecto de 1790 de sacar el carbón de Sama por el río había quedado en el olvido después de una riada en 1801.

    El nicaragüense Rubén Darío que cruzaba el río desde San Juan de La Arena hasta San Esteban de Pravia para hacer tertulia en el restaurante "El Brillante", dejó un ruego a San Telmo en favor de los marineros para que el santo de la mar les proteja.

   Los pintores reunidos en la desembocadura del río Nalón gozaron de estas historias que también hablan de pescadores de carbón y de la pesca de la angula y pintaron entre barcos y viejos amarres.

   Se reunieron: Eusebio Llorca, Luis López, Tere Mieres, Andrés Suárez, Enrique Mijares y Angel Suárez.

   
Tere Mieres. - El gran estuario del Nalón.

Eusebio Llorca. - El viejo Gurugú.

Eusebio Llorca.- Los viejos amarres.

Luis López. - El Nalón se adentra en tierras de Pravia.

Luis López.- Modernas embarcaciones. 

Luis López. - Restos de un tiempo ¿mejor?.

Enrique Mijares. - Pantalanes.

Enrique Mijares. - Cementerio de barcos.

Angel Suárez. - Faenas portuarias. Dibujo al pastel.
Los viejos cargaderos de carbón.