sábado, 23 de junio de 2018

La buena nueva

   Pintaban varios miembros del Grupo Niebla en Rozáes cuando se vieron gratamente sorprendidos por la llegada de Tere Mieres y Andrés Suárez portadores de la buena nueva.

   Si ya es agradable pintar en este valle a los pies del cordal de Peón, cuando se unen el buen tiempo y las buenas noticias, la jornada no puede por menos que tener aire festivo, y si además se trabaja con tan buena disposición (y un poco de ayuda en forma de rueda fresquino)  las pinturas tendrán un punto de especial luminosidad.

   Pintaron en Rozáes, en el solsticio de verano: Eusebio Llorca, Luis López, Blanca Costales, Rosa Rubio, Enrique Mijares y  J.M. Puente.

 
J.M. Puente, Luis López, Rosa Rubio y Eusebio Llorca.

Acuarela de J.M. Puente. (1)

Acuarela de J.M. Puente. (2)

Acuarela de Luis López. (1)

Dibujo de Luis López. (2)

Acuarela de Rosa Rubio. (1)

Acuarela de Rosa Rubio. (2)

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

Acuarela de Eusebio Llorca. (2)

Acuarela de Eusebio Llorca. (3)

Acuarela de Enrique Mijares. (1)

Acuarela de Enrique Mijares. (2)

Acuarela de blanca costales. (1)

Acuarela de Blanca Costales. (2)

Blanca Costales, J.M. Puente, Luis López y Rosa Rubio.


 

sábado, 16 de junio de 2018

Una jornada bien aprovechada.

   Con motivo de la exposición de Cuadra Sánchez que se lleva a cabo en Villaviciosa, el Grupo Niebla se reunió para pintar en la Ría de Villaviciosa y así poder visitar al mediodía esta magnífica muestra que lleva por título "Rural".

  Citados para el café mañanero, a continuación se fueron hasta la Ría para pintar en el avistadero de aves que en la propia carretera Villaviciosa-El Puntal tiene instalada la oficina de recepción de visitantes y aquí, a demás de pintar, otearon los cielos con la esperanza de descubrir el águila pescadora que tiene su coto de pesca en estas marismas. No pudo ser, posiblemente el águila tenia otras cosas que hacer que exibirse ante los curiosos.

   Llegó la hora de visitar la muestra pictórica de Cuadra Sánchez y puesto que ya se estaba de nuevo en La Villa, por la tarde se quedaron muy ricamente pintando en la alameda.

    Véan el resultado de tan completa jornada.

  
Ángel Suárez, Enrique Mijares, Blanca Costales, Paz Marinero, Eusebio Llorca, Luis López y J.M. Puente.

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

Acuarela de Eusebio Llorca. (2)

Acuarela de Luis López. (1)

Acuarela de Luis López. (2)

Acuarela de J.M. Puente. (1)

Acuarela de J.M. Puente. (2)

Acuarela de J.M. Puente. (3)

Acuarela de Paz Marinero. (1)

Acuarela de Paz Marinero. (2)

Acuarela de Blanca Costales. (1)

Acuarela de Blanca Costales. (2)

Acuarela de Enrique Mijares. (1)

Acuarela de Enrique Mijares. (2)

Acuarela de Ángel Suárez.

sábado, 9 de junio de 2018

Al pie del Conventín.

  Rudesindo Dumiense, Nausti Conibriense, Sisnando Iriense, Ranulfo Astoricense, Arguimiro Lamecense, Reccaredo Lucense, Ellecane Cesaraugustanense, siete obispos, siete, consagraron esta joya del románico asturiano allá por el año 893.

  Hoy, San Salvador de Valdedios, "el Conventín", junto con el monasterio de Santa María forma un conjunto arquitectónico de primer orden en el que se desarrollan jornadas musicales y es una parada indispensable en el camino Jacobeo.

   Estos pintores que se declaran enamorados del valle de Valdedios, disfrutaron en una jornada en la que no faltó algún espontáneo que "pegando la hebra" acompañó con su conversación en esta placentera mañana de sol.

    Pintaron en estado de inspiración: Cuadra Sánchez, Luis López, J.M. Puente, Eusebio Llorca, Enrique Mijares, Blanca Costales y Ángel Suárez.
Enrique Mijares.

Acuarela de Enrique Mijares.

Blanca Costales, J.M. Puente y Luis López.

Acuarela de Luis López.

Óleo de J.M. Puente. (1)

Dibujo al carbón de J.M. Puente.(2)

Acuarela de Blanca Costales.

Cuadra Sánchez y Eusebio Llorca.

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

Acuarela de Eusebio Llorca. (2)

Acuarela de Cuadra Sánchez. (1)

Acuarela de Cuadra Sánchez. (2)

Ángel Suárez.

Acuarela de Ángel Suárez.


 

sábado, 2 de junio de 2018

En Lugás


  Dos fuentes públicas, la Pedrera y San Pedrín, una casa fechada en el año 1806, unos rincones apetecibles para pintar y en un alto, dominándolo todo, el Santuario de Santa María de Lugás que se comenzó a construír en el año 1684 y al que con el tiempo se le fueron añadiendo edificios, a la vez que su fama como virgen milagrera crecía, hasta convertirse en el conjunto actual y que en su día tuvo hasta polvorín (no se asusten, fabricaban cohetes de fiesta) y que hoy continúa atrayendo peregrinos que vienen a depositar sus exvotos al pié de la Virgen de Lugás.

   Como quiera que en Asturias el que hace caso a los parte metereológicos no saldría nunca de casa
los pintores entre orbayu y sol de mataburros cumplieron una jornada estupenda.

  Por la tarde desplazamiento hasta Amandi (su iglesia es una joya del románico), donde Eusebio Llorca nos ilustró con una clase teórica sobre la acuarela al aire libre. Que dios se lo pague, que no viene mal.

  
Tere Mieres, Eusebio Llorca, Blanca Costales, Cuadra Sánchez, Enrique Mijares, Paz Marinero, Isabel Hernández y J.M. Puente

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

Acuarela de Eusebio Llorca. (2)

Acuarela de Eusebio Llorca. (3)

Acuarela de J.M. Puente.

Acuarela de Enrique Mijares.

Dibujo de Cuadra Sánchez. (1)

Dibujo de Cuadra Sánchez. (2)

Acuarela de Tere Mieres.

Acuarela de Paz Marinero.

Acuarela de Blanca Costales. (1)

Acuarela de Blanca Costales. (2)

Acuarela de Isabel Hernández.

Acuarela de Ángel Suárez.

Por la tarde en Amandi: Blanca Costales, Isabel Hernández, Paz Marinero, Eusebio llorca y J.M. Puente.

Por la tarde en Amandi: Eusebio Llorca, Paz Marinero e Isabel Hernández.