sábado, 28 de julio de 2018

Cazanes y la Ría.

  En cualquier trocha, caleya, camino abandonado, aldea semi-perdida... en todas partes aparecen viejas casas que lucen grabadas en sus piedras las fechas de edificación, las señas de sus constructores, hermosos motivos de protección utilizados en unas épocas en que la vida en el campo estaba cargada de las creencias mas arcáicas y en que en Asturias la hidalguía era carta común.

  En San Julián de Cazanes no podía ser de otra manera algunas piedras grabadas con especial esmero dan carta de palacio a cierto edificio fechándolo en 1739. ¿Se podrán contar las casas-palacio rurales en Asturias...?

  Los pintores, que no saben la respuesta, se dedicaron a sus quehaceres y disfrutaron esta jornada, primero en San Julián de Cazanes y luego en El Salín, visitando en el entreacto el mercado de arándanos instalado en Villaviciosa.

  
Ángel Suárez, Isabel Hernández, José Miguel Beneyto, Eusebio Llorca, Andrés Suárez, Luis López, Enrique Mijares, Tere Mieres y Blanca Costales.

Acuarela de Eusebio Llorca. (1)

Acuarela de Eusebio Llorca. (2)

Acuarela de Eusebio Llorca. (3)

Acuarela de Tere Mieres.

Acuarela de Enrique Mijares. (1)

Acuarela de Enrique Mijares. (2)

Acuarela de Luis López. (1)

Acuarela de luis López. (2)

Acuarela de Luis López. (3)

Acuarela de Luis López. (4)

Acuarela de Blanca Costales. (1)

Acuarela de Blanca Costales. (3)

Acuarela de Isabel Hernández. (1)

Acuarela de Isabel Hernández. (2)

Acuarela de José Miguel Beneyto.

Acuarela de Ángel Suárez.

Isabel Hernández, Blanca Costales y Eusebio Llorca en El Salín.

El Salín tién de tó.